El Bolson localidad de aprox. 30.000 habitantes ubicada al SO de la Pcia. de Río Negro y en plena región boscosa andino patagónica argentina
Este sitio necesita el plugin de Flash Player para ver la presentacion de Correo Duendes de El Bolson Rio Negro Patagonia de Bolsonweb.com
Bolsonweb.com
 

 

 

     Foto portada Archivo Bolsonweb.com | Actualizado por ultima vez:

    Bolsonweb.com Portal de El Bolson Patagonia Argentina  Duendes de El Bolson | Avistaje 1 | ir a : Avistaje 2

 

    Avistaje de Duendes en El Bolson 1
    Envíanos tus experiencias, avistajes y anécdotas sobre duendes en Bolsón a: info@bolsonweb.com.ar
 

 

Costumbres danesas...

 

Me he sentido muy bien al visitar vuestro sitio. Por razones personales he vivido en Dinamarca un año y medio.

 

Allí pude observar la seriedad con que sus habitantes tratan el tema de los Duendes. Para ellos es algo importante.

 

Al principio me llamó la atención que antes de cerrar la casa a la hora del descanso nocturno, la Sra. donde yo vivía, dejaba siempre un cuenco con comida en el segundo escalón de la entrada. Pensé que seria para algún gato o no se. Pero con el correr de los días, le pregunte a que se debía aquella accion.La Sra. me dijo de manera muy natural: "Es para el duende" y así me entere que es costumbre de familias danesas convidar con su comida a uno o mas duendes todas las noches.

 

Dinamarca

 

Ellos lo toman muy seriamente. y yo lo respeto. Por eso al enterarme que en El Bolsón también hay un reino ya he resuelto vacacionar por allí.

 

Ojala pueda ver a alguno de ellos y conocer el "OMSIMITA hONIMAC". Suerte chicos. Cuando llegue los voy a visitar.

 

Mónica.

.................................................................

 

 

Senderos misteriosos

 

Esto le sucedió a tres amigos a los que les encanta subir al cerro, como a mi.

 

Se dirigían hacia e refugio del Cerro Lindo por el acceso del camping Río Azul.

 

Aunque acostumbraban a salir temprano, esta vez, por inconvenientes en los preparativos, comenzaron el ascenso recién a las 5 de la tarde considerando la posibilidad de llegar a oscuras, lo cual no les importo ya que habían recorrido ese camino una infinidad de veces. Y el camino se hizo lento porque llevaban las mochilas bien cargadas.

 

Subiendo la montaña

 

Al llegar a mitad de camino (marcado por un cañadon pequeño por el cual hay que cruzar un arroyo), hicieron un alto. Para estas alturas eran las 19:50 Hs. y comenzaban a desaparecer los pocos rayos del sol.

 

Fogata nocturna en el bosque de El Bolson

 

Los chicos decidieron que era mejor quedarse allí y esperar al otro día para continuar, de este modo no tendrían que andar a oscuras y además, no había apuro. Nadie se quejó. Levantaron campamento al lado del arroyo y encendieron una fogata.

 

Allí permanecieron, contando historias para pasar el rato mientras cocinaban. De pronto, escucharon un golpe en la carpa que estaba a unos metros de ellos, pero no le dieron mucha importancia (alguna mochila que se cayo, pensaron) y continuaron con lo suyo. En ese momento escucharon muchos pasos, ramitas que se quebraban alrededor del campamento alumbraron con la linterna y no vieron nada, luego de unos minutos pasó lo mismo, pero esta vez se notaban pequeñas figuras enanas con forma de personas que corrían alrededor del campamento, se distinguían como sombras.

 

Resplandor en el bosque

 

Los chicos se asustaron pero el susto duro poco porque las figuras dejaron de correr para no verse mas. No esperaron mucho para acostarse y desde la carpa escucharon como si los estuvieran rodeando pero no para hacerles daño sino como tomando posiciones de control.

Luego se hizo silencio y se durmieron.

 

Al otro día encontraron todo ordenado y limpio, cada cosa acomodada de una forma muy ordenada.

 

Llegaron al refugio y allí se quedaron pero no volvieron a tener ningún encuentro mas...

 

Comentándolo con otras personas repararon en que, cada vez que ascienden o bajan por los senderos del Cerro Lindo se escuchan voces lejanas que acompañan al caminante.

 

Ivan Sorokoumsky

.................................................................

 

 

Envíanos tus experiencias, avistajes y anécdotas sobre duendes en Bolsón a: info@bolsonweb.com.ar

 

 

Río Azul

 

Hola! Mi nombre es Darío y hace seis años que voy a El Bolsón y allí nunca me hablaron de Duendes, pero ahora que mire Bolsón Web, debo retomar una charla con mi hijo Augusto que hace tres años me dijo que los había visto en el Río Azul a la tardecita.

Rio Azul El Bolson

En su momento le dije que no fuera tan imaginativo, pero ahora le voy a pedir disculpas y este verano estaremos atentos. Un abrazo. Darío Iriarte. Felicitaciones por la pagina. Esta muy buena.

Darío Iriarte

.......................................................................................................................

 

 

Equilibrio

 

Fuentes fidedignas, cuyo origen es imposible revelar, aseguran que en los últimos días, habrían arribado a El Bolsón, quienes dicen ser expertos en la investigación del equilibrio ambiental.

 

Los mismos serian europeos.

 

En intimas conversaciones, habrían manifestado la urgente necesidad de localizar el Registro Secreto "OMSIMITAICA HONIMAC".

 

Los visitantes se comunicaran con pobladores de El Bolsón que hayan participado de los maravillosos encuentros con Duendes. Se dice que en algún lugar de nuestro planeta, sus habitantes se habrían servido de la Naturaleza en forma abusiva y estaría en peligro su ecosistema esencial, motivo por el cual y, para despertar la conciencia cósmicas de esos humanos, seria necesario que se comunicaran con los duendes de El Bolsón mediante algún tipo de enlace.

 

Estaremos alerta desde nuestra segunda atención. Si usted llega a ser elegido para una entrevista, muestrese agradecido y dispuesto. Porque si en algún lugar la Naturaleza sufre, el sufrimiento es de todos.

 

Zaldia

.......................................................................................................................

 

 

El Rey

 

Los estudiosos europeos no se han marchado de El Bolsón.

Su investigación continua. He sido entrevistada por uno de ellos y he quedado encantada.

 

Fui sorprendida en mi huerta mientras regaba los plantines. De pronto sentí una vibración en todo mi cuerpo, inmediatamente me invadió gran felicidad y la paz inundo mi corazón.

 

No se por que gire...y allí estaba..., una mujer alta y delgada con pantalones y abrigo blancos. Lucia una especie de ruana del mismo color con una caída impecable. Su rostro daba la sensación de una limpieza interna total y su mirada dulce tenia el color de las primeras hojas de los cerezos. Se presento como "Eley" y me contó su misión. Como yo había leído que debía ser agradecida y dispuesta, la invite a tomar un te de mosqueta y nos sentamos a conversar. Le dije:" Se que están, pero no los he visto". Y me hizo recordar el día junto al río.... Ella lo sabia! Ocurrió en el verano, mientras veía correr el agua transparente sobre los cantos rodados.

 

Una pequeña sombra se deslizo por detrás y alcance a vislumbrar una figura ágil y pequeña que intuí simpática y agradable dirigiéndose hacia la espesura... nada mas... "Y no has solicitado el Registro "OMSIMITAICA HONIMAC" luego de esa experiencia? ", me pregunto Respondí que no, que había vuelto mis cosas cotidianas y casi lo había olvidado. Sus ojos se mostraron apenados. Le dije: "Podría, tal vez, retomar en mi corazón la experiencia, y buscar el Registro" Eley me contesto: "Claro, siempre estarás a tiempo, porque desde ese día, se ha transformado en tu misión. Y ahora me despido, porque debo seguir mi búsqueda. Hay un lugar que lo necesita. Tu, demos gracias, ya estas en marcha." "Hacia donde?", le pregunte Y me contesto: "Hacia el OMSIMITAICA HONIMAC" Me beso en la frente y se fue, dejando un perfume suave y dulce. y yo, desde ese día, creo que he despertado.

 

Zaldia

 

.......................................................................................................................

 

 

Yo vi un duende...

 

Yo vi un duende en la orilla del lago Epuyen kuando era chiquita...
Me sonreia y era bueno...
Me transmitia la sensación de ke todo iba a estar bien.... y ese dia mi papa y mi mama se separaron.
Pero me kedo un lindo rekuerdo en ese feo dia gracias a ke lo vi.

 

Shining | Leer mas en el Foro de El Bolson

 

.......................................................................................................................

 

 

Febrero

 

Hace 5 años visite El Bolsón con mis padres, pero este año que soy mas grande, voy con mis amigas. Me encantó lo de los duendes, por nada del mundo me perdería poder conocerlos. Gracias por los datos. Nos vemos en febrero.

 

Anabelle

 

Teatro BolsonWeb.com
 

Duendes de El Bolson Rio Negro Patagonia Argentina © Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor Ley 11723

Usted puede reproducir el contenido de Duendes de El Bolson BolsonWeb con la condicion de: Citar la fuente y enlazar Bolsonweb.com

El Bolson es una localidad de aproximadamente 30.000 habitantes ubicada al SO de la Pcia. de Río Negro y en plena región boscosa andino patagónica argentina ( C.P. 8430 Característica telefónica: 02944 ) Turismo: Agroturismo, turismo aventura, montañismo, campamentismo, esquí, turismo rural. Informes Turísticos: 02944 455336, Municipalidad: 02944 492204 Correo: 02944 492231 - Juzgado de Paz: 02944 492370
Carta de Zaldia

 

Deseo hacerles llegar las inquietudes de un turista que paso sus vacaciones en El Bolsón en enero del 2005.

 

Cuenta que en un sueño que tuvo al tercer día de estar en El Bolsón, le sucedió que, durante una excursión al cerro Piltriquitron, a medida que ascendía por el sendero, percibió suaves tironsillos en sus pantalones, al bajar la vista en principio no vio nada.

 

Lo que llamó su atención fue el silencio repentino y "como si todo se detuviese".

 

Al sentir nuevamente un tirón en sus pantalones, volvió a mirar y allí estaba...

 

Pequeño, sonriente y con mirada picara, un ser de orejitas puntiagudas un sombrero de hoja de nalca. En principio se quedo quieto, solo sintió alegría. Lo saludo con la mano y sin hablar.

 

¡Era un duende!

 

Lentamente se sentó sobre la hierva y escucho un suave cuchicheo, al momento aparecieron varios seres mas, uno de ellos luciendo atuendo de enredadera de lúpulo le ofreció una corola de flor color anaranjada con un liquido... ¡Era el elixir de los duendes! Lo bebió de un pequeño sorbo y agradeció con un gesto de cabeza. Era tan dulce. Y tan existió. una suave voz aflautada le indico un sendero marcado con piedras brillantes.

 

Al cabo de unos 50 pasos hacia el norte, 30 mas hacia la cima y 33 hacia el sur, apareció una roca, detrás de la cual había una abertura.

 

Los duendes le indicaron con delicadeza que penetrara por ella. Así lo hizo y se encontró con un lugar de belleza indescriptible, con formas y colores desconocidos, al momento se acercaron bellísimos seres pequeños, de apariencia femenina que estiraban sus brazos para agradar al viajero buscador con bocadillos de frutillas silvestres y el pequeño cuenco con estrellas que brillaban con un fulgor blanquísimo.

 

Suavemente se agachó y recibió sobre su cabeza una lluvia de infinito. Sintió que era parte de todo, que era profundamente feliz. Le señalaron una elevación dorada, con un mantelillo tejido con hilos de seda, sobre el cual había un libro, lo tomó y cerró sus ojos, entonces percibió su color y su nombre era Omsimitaica Honimac. Lo abrió y sintió la textura de sus paginas, suaves, con una suavidad desconocida.

 

Trato de autoreferenciarse y solamente sintió una gran paz mas allá de todos los limites de este mundo. Algo mas profundo, mas misterioso, si cabe el termino que lo que sentía cuando meditaba diariamente.

 

Leyó dos nombres que obviamente no me pudo repetir y agradecido dejó el libro en su lugar. Llegaron a su mente las voces suaves contándole historias que nunca olvidará. Luego fue conducido al exterior, y despertó. Descansó mucho tiempo y al anochecer llego al refugio. Se había quedado dormido en el camino.

 

Cuando llegó a Buenos Aires había cambiado su forma de pensar y ahora se encuentra abocado a la formación de una fundación que protegerá la flora y fauna nativa de la Patagonia. Este joven no sabía nada del Omsimitaica y sin embargo lo percibió en su sueño y lo nombró exactamente por su nombre.

 

 
La mirada en el Futuro
Cabañas de El Bolson

Cabañas de El Bolson y cabañas la denominada: Comarca Andina del Paralelo 42.

 

Web oficial de la cabaña Link al sitio de la cabaña

Reseña Cabañas de El Bolson Reseña de la cabaña

El Bolson Premio Bolson Labels Cabaña recomendada